Cecília

Desde pequeña he sido creativa y me han interesado todas las formas de expresión gráfica. Las telas, los hilos, las lanas, han estado siempre en casa y no recuerdo la primera vez que cogí una aguja o un ganchillo. No concibo la vida sin una máquina de coser…

Creo que la inspiración está en cualquier lugar, y sobre todo en el día a día, aunque hay que estar atenta para que no se escape, pues a veces son destellos fugaces.

Mi reto cuando creo una pieza es interpretar emociones y sensaciones e intentar trasladarlas a la obra. Me gusta mucho la música, que me acompaña durante la mayor parte del día. Tengo un gusto ecléctico que hace que escuche estilos muy diversos. Hay canciones que pueden transportarme a lugares o emociones muy diversas.  Es una de mis mayores fuentes de inspiración y muchas de mis obras están relacionadas con ella.

Mi material es la seda, pero mi pasión son las texturas. Me gustan las obras que me impresionan a primera vista pero que luego me invitan a acercarme para ver mejor los detalles.